Confía en Dios pero salva tus archivos

06 Jan2012


A todos nos ha pasado, nos encontramos por finalizar un importante trabajo de un cliente o haciéndole los últimos retoques a la entrega final escolar cuando, de la nada, aparece la tan terrible leyenda “El programa se ha cerrado inesperadamente”. La formula es muy sencilla, la hemos oído cientos de veces, salva tus archivos cuantas veces sea necesario, cada 5 minutos, casi cada trazo, porque no sabes en que momento las leyes naturales te traicionarán cerrando tu archivo por siempre. No lo olvides, evita inventar que el perro se comió tu USB y mejor Confía en Dios pero salva tus archivos.

Déjanos un comment!

No Comments »